Desafío 2012: debut agridulce

Queridos lectores, seguramente ya os habréis despedido de las fiestas y celebraciones típicas de la época y ahora los remordimientos se os coman vivos por dentro pensando en los empachos y comilonas que os habéis dado. Y claro, esto pone en marcha ese famoso sistema de expiación que solemos conocer por el nombre de “propósitos de año nuevo”, que sabemos que no vamos a cumplir pero nos da un poquito de ese combustible llamado ilusión, tan necesario para afrontar la cuesta de enero en los tiempos que corren. Por si acaso no os habéis propuesto las suficientes metas falsas e incumplibles para este año, podéis empezar por esta lista especial para lectores.

Peeeeeero, tranquilos! Yo os ofrezco la solución a ese historial de mentiras que acumuláis anualmente, el reto definitivo, el auténtico propósito para un verdadero poeta tuerto: leer 50 libros en un año. Sí, sí, habéis leído bien, 50! ¿Que os sale casi a un libro por semana? Vamos, vamos, eso son menudencias. Además, si sois capaces de aguantar cada semana un capítulo de Gandia Shore tenéis las suficientes agallas para afrontar este desafío. De hecho la gente de La Página Definitiva (atención especial al subtítulo) ya son unos expertos en el Desafío 50 Libros, y seguramente también sean especialistas en el programa choni-canista patrio. Cómo yo soy una nenaza y no puedo soportar nada más que unos pocos segundos del programa, he intentado abordar el reto pero ha resultado ser un fracaso estrepitoso: sólo 38 títulos!!!

A continuación, y previamente a mi flagelación pública por dicho suceso tan lastimoso, paso a relatarles el catálogo de obras que he tenido el placer de disfrutar durante 2012.

Enero:

  • Walden – Del deber de la desobediencia civil, Henry David Thoureau
  • El corto verano de la anarquía, Hans Magnus Enzensberger
  • Idealistas bajo las balas, Paul Preston
  • Traficantes de información, Pascual Serrano
  • Trópico de cancer, Henry Miller

Febrero:

  • Guerra y Revolución, Karl Marx
  • Nosaltres els valencians, Joan Fuster (Ca)

Marzo:

  • Historia de dos ciudades, Charles Dickens
  • Prisoner of Zenda, Anthony Hope (En)
  • Soul Music, Terry Pratchett

Abril:

  • From Hell, Allan Moore y Terry Campbell
  • A christmas carol, Charles Dickens (En)

Mayo:

  • Cróniques de la veritat oculta, Pere Calders (Ca)
  • Novela de ajedrez, Stefan Zweig

Junio:

  • Tiempos Interesantes, Terry Pratchett
  • El caso Saint-Fiacre, Georges Simenon

Julio:

  • Momentos estelares de la humanidad, Stefan Zweig
  • Castellio contra Calvino, Stefan Zweig
  • El último deseo, Andrzej Sapkowsi
  • La espada del destino, Andrzej Sapkowsi
  • La sangre de los elfos, Andrzej Sapkowsi

Agosto

  • Tiempo de odio, Andrzej Sapkowsi
  • Bautismo de fuego, Andrzej Sapkowsi
  • La torre de la golondrina, Andrzej Sapkowsi
  • La dama del lago, Andrzej Sapkowsi

Septiembre

  • Tirant lo Blanch, Joanot Martorell
  • Ilíada, Homero
  • Odisea, Homero
  • A study in scarlet, Sir Arthur Conan Doyle (En)

Octubre

  • Siddharta, Hermann Hesse
  • The blade itself, Joe Abercrombie (En)
  • Before they are hanged, Joe Abercrombie (En)

Noviembre

  • Last argument of kings, Joe Abercrombie (En)
  • Tragedias completas, Esquilo
  • Tragedias completas, Sófocles

Diciembre

  • Mascarada, Terry Pratchett
  • Obras completas, Hesíodo
  • Somiant amb Aleixa, Mercé Climent i Francesc Mompó (Ca)

Como podéis comprobar el inicio fue espectacular. Exceptuando a Miller, cualquiera de los títulos de enero es altamente recomendable. Desde la reconstrucción de la vida de Buenaventura Durruti que hace Enzensberger, a modo de “ficcionalización documental”, al precioso esfuerzo de Preston por meternos en la piel de los corresponsales de guerra extranjeros que cubrieron el conflicto del 36.

También debo recomendar la lectura de From Hell. Toda una experiencia por el detallismo con el que Moore nos lleva al Londres victoriano del Destripador, pero sobre todo por la cara aterradora de la naturaleza humana que tanto le gusta retratar al autor.

El descubrimiento de Stefan Zweig, y sobre todo Castellio contra Calvino, bellísimo canto a la libertad de conciencia a través de la historia del pleito que mantuvieron estos dos escolásticos a propósito de la ejecución de Miguel Servet orquestada por el déspota de Ginebra.

Y luego vino la fantasía: la saga del brujo Geralt de Rivia, de Andrzej Sapkowski, todo un superventas en Polonia y los países del Este, y que me dejó muy buen sabor de boca; y la trilogía de La Primera Ley, de Abercombrie, no tan de mi gusto, pero muy buena por la crudeza y el “hijoputismo” que transmite (la fantasía no está exenta de esa cara aterradora que nos ofrecía Moore).

Como podéis ver, últimamente me he puesto con los clásicos básicos por orden cronológico, empezando por los greco-latinos. Y para los más curiosos, los títulos de Terry Pratchett forman parte de su magnífico universo del Mundodisco: fantasía, humor y mucha ironía fina como retrato del ser humano. Reconozco que es mi fetiche y para mi resulta sencillamente imprescindible.

Este ha sido el resumen de 2012. Para 2013 prometo seguir con los clásicos básicos, los libros del club, y todo lo que pueda desde mi próximo exilio en las tierras del Norte. Y más Mundodisco!!!

A por el 2013!!!
A por el 2013!!!

3 thoughts on “Desafío 2012: debut agridulce

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *