“Españoles, Franco ha muerto”, Justo Serna

El volumen tiene una magnífica portada con un título sugerente que invita a imaginar que lo que se encontrará en su interior es una aproximación al personaje fatídico de la más reciente historia de España desde un punto de vista irónico, incidiendo en las contradicciones y miserias de éste, todo ello aderezado con una descripción de la época histórica en la que el susodicho personaje campó a sus anchas. Sin embargo, no es sólo eso.

El libro del catedrático de Historia Contemporánea Justo Serna reconstruye esa época oscura que va desde las décadas del franquismo hasta el inicio de la transición y nos acerca a temas actuales que aún siguen latentes. El libro manifiesta un gran rigor a partir de las fuentes primarias y secundarias consultadas, basculando entre el texto historiográfico académico y el ensayo histórico, por el cual se decanta pero siendo completamente fiel a los cánones y exigencias del primero.

El libro es ameno y se lee fluidamente. En él sorprende observar como, con el paso de las páginas, se llega a un tema que no tendría nada que ver con la idea inicial de la que se ha partido y que, sin embargo, se desarrolla en una continuidad sin saltos, extravagancias o ideas introducidas con calzador. Así pues, podemos empezar leyendo sobre la infancia del general y encontrarnos, en un desarrollo completamente lógico, con cómo pasó la infancia y la adolescencia un niño de una de tantas de las familias que tras la guerra miraron para otro lado y se adaptaron al Régimen. Y es que el autor se basa en sus propias vivencias como fuente que aproxima al lector a la época y a la atmósfera que se respiraba en ella. Pero no solo eso, sino que además se apoya en la innumerable bibliografía consultada a la cual se acerca como historiador, justificando lo escrito, rebatiendo ideas que considera erróneas o interesadas y extrayendo el jugo de la lectura entre líneas. Particularmente es destacable el trato que se le da al libro realizado por el primo del dictador, Francisco Franco Araujo, en el cual Justo Serna se sumerge con el objetivo de desengranar y sacar a la luz lo que no se dice explícitamente pero que está escrito entre líneas.

También resulta de lo más atractivo la utilización de películas, música o literatura de la época o que tratan sobre ésta. Al no tratarse de un libro académico convencional, no se hace un análisis exhaustivo de todas las existentes sino que utiliza aquellas referencias ya conocidas por el autor para componer y enhebrar el relato. Así pues, hace uso de los conocimientos acumulados para la realización de anteriores trabajos sobre Joan Fuster, Eduardo Mendoza, Antonio Muñoz Molina, Javier Cercas,… o sobre El espíritu de la Colmena o Los girasoles ciegos, reflejando que siempre echamos mano de lo previamente aprendido.

Dos aspectos que conviene destacar son el tono irónico y sarcástico a la hora de aproximarse al general que dio nombre a la peor época de España y el posicionamiento del autor en un tema de rabiosa actualidad: el mantenimiento o la substitución de los nombres del callejero con referencias al franquismo y la dictadura.

Concluiremos, pues, que es un libro ameno que nos introduce en una época pasada de la cual es imprescindible su conocimiento para poder detectar y erradicar las reminiscencias aun existentes en la sociedad actual. Y también nos habla de un general bajito de voz aflautada de cuyo nombre no queremos acordarnos.


 Título: Españoles, Franco ha muerto

Autor: Justo Serna

Publicación: España, 2015


 

One thought on ““Españoles, Franco ha muerto”, Justo Serna

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *