“Ciudades de papel”, John Green

No tiene un mal comienzo. De hecho cuando empiezas a leer “Ciudades de papel” la primera sensación es: ¡bien! ¡Me va a gustar! Una opereta sencilla, adolescente y fácil. Así es. Y te pones con relativa facilidad en la piel de un adolescente en su último año de instituto. Nervios y preocupaciones absurdas. Y esa chica aparentemente inalcanzable que te cautiva. Sí, no es difícil acordarse de que esa ha sido tu propia piel. Por lo menos para quienes somos “solo” un poco más añejos y decidimos leer esto un poco más curtidos y con más arrugas (físicas y metafísicas).

Una historia bastante lineal que en fin va de lo que van estas historias. Superación de la adolescencia y paso a la edad adulta. Quentin, el protagonista, se obsesiona en encontrar a Margo, su vecina de toda la vida. La chica inalcanzable. Y a través de esta búsqueda se irá descubriendo a sí mismo y a sus amigos. Y lo que es más importante, se irá deshaciendo de sus inseguridades adolescentes.

Esta obsesión del protagonista se vuelve algo cargante en ciertos momentos de la historia. No hay historias paralelas. Esto es Margo, Margo, Margo, Margo, Margo… Pero llegado a un cierto punto, por arte de magia, nos da la sensación que Margo ya no pinta nada.

Lo bueno de esta historia es que acaba como todos deseamos. Un final muy catártico y redondo, ¿por qué decir lo contrario? Volver a ser un adolescente, daros cuenta de que esa chica especial no es más que una chica, con sus inseguridades, con sus miedos, sus obsesiones y sus fantasías. Justo como tú. La lástima es que este es un aspecto que flaquea bastante en la adaptación cinematográfica del libro. Ya sabéis, ante la duda, escoged siempre el libro.

En resumen:

¿Lo peor? Una narración demasiado lineal y una adaptación cinematográfica de la que solo puedo salvar la banda sonora. ¿Lo mejor? El principio. Las referencias literarias “high level” (cosa rara en la novela adolescente). Que tu chica inalcanzable te haga colarte en el Sea World. La espada de cervezas. La vaca. LaS maYúsCulaS a MitAd dE fraSe. Y decir: “algún día nuestras vidas volverán a encontrarse” a sabiendas de que semejante patraña es el síntoma de la irreversible entrada en la edad adulta.

Palabras de papel, gente de papel, ciudades de papel.


título: Ciudades de papel

Autor: John Green

Publicación: Estados Unidos. 2014.


 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *