“Diario de un burgués. La Europa del siglo XIX vista por un valenciano distinguido”, Anaclet Pons y Justo Serna

Nos encontramos delante de un libro de difusión de la investigación desarrollada por dos profesores universitarios en el que la información recopilada ha sido adaptada y reelaborada  para llegar al gran público.

Quien esperase encontrarse con una novela sustentada en la realidad de la Valencia del siglo XIX se llevará una desilusión, pues el libro no tiene tal pretensión de introducirse en el mundo de la ficción. Por el contrario, esta obra plasma la vida de una familia burguesa valenciana de mediados del siglo XIX a partir del estudio y trabajo con las diversas fuentes trabajadas. La principal, e hilo conductor que hilvana el conjunto del libro, es un diario de viaje redactado por el burgués José Inocencio de Llano durante sus diferentes desplazamientos por Europa a lo largo de su vida. A partir de este manuscrito, se va reconstruyendo el relato de la vida del autor, y de aquellos que le rodean, apoyándose en otras fuentes que permiten profundizar sobre aspectos apenas mencionados de pasada por el viajero decimonónico, con lo que se contextualiza la época en la que los hechos fueron recogidos. Tirando del hilo de cada uno de los detalles y acontecimientos identificados en los viajes del protagonista, los autores van pudiendo configurar una amplia imagen de lo que fue la época en la que vivió el burgués valenciano: la atmósfera, la cultura, las relaciones sociales, los acontecimientos relevantes, los modos de vida, las costumbres burguesas, … que es la información que después, organizada y enhebrada, se plasma en la obra.

De este modo, podemos entender, a partir de la lectura del libro, diversas características de la gente adinerada de la época. En primer lugar, observamos la configuración de una clase social alta que es impenetrable para cualquiera que no pertenezca a ella desde su nacimiento. En segundo lugar, se da una estrecha relación entre los distintos miembros de esa alta clase social que, en muchos de los casos, sobrepasa la amistad y donde éstos entrelazan su futuro mediante contratos maritales o comerciales. Personas notables de la sociedad que acaparan a su vez el poder político y el económico de la ciudad, pero que se implican también en la mejora de ésta. En tercer lugar, se destaca la gran evolución que han tenido en los últimos 150 años los medios de transporte mediante la comparación con los tiempos necesarios actualmente para llegar al destino del viaje. Y, en cuarto lugar, los lujos a los que están acostumbrados los burgueses en sus viajes (uso de espacios de ocio y recreo, acceso a los grandes profesionales del momento, hospedaje en los hoteles de postín, relaciones en las altas esferas, …).

Entendemos, por tanto, que la información recogida en el libro debería ser el trabajo previo de investigación para entender una época y los habitantes de ésta, y podría ser la base sobre la cual apoyarse para escribir una novela. Únicamente lamentar que este libro, por extrapolación, pone de manifiesto como de desconocedores somos de nuestra propia sociedad, la cual bajo nuestra opinión, no dista de la estratificación del siglo XIX.


 Título: Diario de un burgués. La Europa del siglo XIX vista por un valenciano distinguido

Autor: Anaclet Pons y Justo Serna

Publicación: España, 2006


 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *